CARRO SANGRADO

Carro de sangrado, fácil de utilizar por su sencillez, limpieza y versatilidad.

Remontados con aireación en caso de paradas de fermentación, adición de levaduras, enzimas y demás productos necesarios en la elaboración, retención de partículas sólidas en los remontados, permite observar el color del mosto y disolver los clarificantes y añadirlos mediante bombeo al depósito. Decantación de heces, si se trasiega los depósitos a través del recipiente.